La Prevención del Lavado de Dinero Comienza Contigo

¿Qué es el Blanqueo de Capitales?

El Blanqueo de Capitales, también llamado Lavado de Dinero o Lavado de Activos, es una actividad ilegal que consiste en disimular el origen de fondos procedentes de actividades ilícitas o de naturaleza criminal, con la finalidad de darle una apariencia legal.

¿Cuáles son las etapas del Blanqueo de Capitales?

1. Etapa de colocación: 
Esta acción se realiza de diversas maneras, aunque lo más común es que el capital ilícito se fracciona en cantidades menores, que se van introduciendo poco a poco en el sistema financiero.

2. Etapa de estratificación: 
En esta fase el objetivo es difuminar cualquier relación de los fondos con su fuente de origen. Para ello, “los blanqueadores” realizan numerosas transferencias a través de cuentas situadas en diversos puntos del mundo.

3. Etapa de integración: 
Es cuando los fondos obtenidos de la actividad ilícita vuelven a su propietario y entran de nuevo en la economía real. Existen diferentes medios para realizar esta integración: mediante la inversión en negocios legítimos, a través de la adquisición de propiedad inmobiliaria o mediante la adquisición de bienes de lujo u objetos de arte, entre otros.

¿Sabes cuáles son algunos de los delitos precedentes al Blanqueo de Capitales?

Conforme a lo establecido en el Código Penal de la República de Panamá, los delitos precedentes del Blanqueo de Capitales son los siguientes:

•    Soborno internacional.
•    Delitos contra el derecho de autor y delitos conexos.
•    Contra los derechos de la propiedad industrial.
•    Tráfico ilícito de migrantes.
•    Trata de personas.
•    Tráfico de órganos.
•    Delitos contra el ambiente.
•    Delitos de explotación sexual comercial.
•    Delitos contra la personalidad jurídica del Estado.
•    Delitos contra la seguridad jurídica de los medios electrónicos.
•    Estafa calificada.
•    Robo.
•    Delitos financieros.
•    Secuestro.
•    Extorsión.
•    Homicidio por precio o recompensa.
•    Peculado.
•    Corrupción de servicios públicos.
•    Enriquecimiento injustificado.
•    Pornografía y corrupción de personas menores de edad.
•    Robo o tráfico internacional de vehículos y sus piezas o componentes.
•    Falsificación de documento en general.
•    Omisión o falsedad de la declaración aduanera del viajero.
•    Falsificación de moneda y otros valores.
•    Delito contra el patrimonio histórico de la nación.
•    Delito contra la seguridad colectiva.
•    Terrorismo y financiamiento del terrorismo.
•    Delitos relacionados con droga.
•    Piratería.
•    Delincuencia organizada.
•    Asociación ilícita.
•    Pandillerismo.
•    Posesión y tráfico de armas y explosivos y apropiación y sustracción violenta de material ilícito
•    Tráfico y receptación de cosas provenientes del delito.
•    Delitos de contrabando.
•    Defraudación aduanera.

¿Cómo podemos evitar ser víctimas del blanqueo de capitales?

•    No prestes tu identidad o la de su empresa para abrir cuentas que serán utilizadas o administradas por terceras personas
•    No des acceso a terceras personas para que hagan uso de tus cuentas.
•    No realices operaciones financieras (depósitos, retiros, transferencias, ACH’s) en nombre de terceras personas o personas desconocidas.
•    No recibas en tus cuentas pagos o transferencias de terceras personas o personas desconocidas.
•    Si vas a montar un negocio conoce las personas con las cuales te estas asociando.
•    Realiza búsquedas en internet para conocer a tus posibles clientes y/o proveedores.
•    Debes tener cuidado de comprar mercancía a personas/empresas que vendan más barato y sin documentos ya que la mercancía podría  ser de contrabando.
•    Siempre mantén registro de las transacciones bancarias que realizas.
•    Cuando tengas duda de un negocio  “fácil” investiga más acerca del mismo.